Un camino más empinado

Publicado por Darare A las 11:45 a. m.

Todavía podemos recordar aquellos aturdidores 20 días de febrero 2008 durante los cuales Pau Gasol, Shaquille O'Neal y Jason Kidd fueron intercambiados. Obviamente, ahora quieres ver eso cada mes de febrero.
De modo que estás condenado a sentirte decepcionado cuando la cara de la Fecha Límite 2009 es Rafer Alston o Tyson Chandler.

No podemos culparte. No cuando el acuerdo que probablemente tenga el mayor impacto en la carrera por el título sea el que condujo a Alston a Orlando para convertirse en el nuevo reemplazante de Jameer Nelson. No cuando el intercambio más memorable de la fecha límite haya sido el canje de Chandler, que fue cancelado un día después de consumarse. No cuando el tercer candidato a convertirse en la cara de la fecha límite probablemente sea David Stern, ya que el comisionado usó el púlpito del fin de semana de las estrellas para emitir su primera advertencia de que el tope salarial y el límite del impuesto al lujo bajarán, cuando la mayor parte de la liga ya estaba asustada por el impacto de la crisis económica mundial en el básquetbol.
Si sumas todo eso rápidamente llegas a la conclusión de que los Lakers y sus seguidores deben ser los únicos satisfechos con los sucesos de esta semana.

Sin embargo, no me atrevo a decir que la fecha límite haya sido una gran decepción, ya que teníamos el presentimiento de que este año no había otra alternativa. Hace tiempo que venimos diciendo que la serie de intercambios que comenzaron con el pase de Allen Iverson de Philadelphia a Denver en diciembre del 2006 hasta el pasaje de Iverson de Denver a Detroit al principio de esta campaña fueron los dos años con la mayor cantidad de intercambios épicos en la historia de la liga. Considerando el nivel de expectativas -- y tras escuchar diariamente a los ejecutivos de la NBA quejándose sobre la situación financiera -- yo diría que tuvimos suerte de haber estado cerca de ver el intercambio de Shaquille O'Neal a Cleveland el jueves.
El viernes circulaban fuertes rumores en Phoenix según los cuales Shaq habría sido enviado a Cleveland si los Suns hubieran conocido la gravedad de la lesión ocular de Amare Stoudemire un día antes.

Si hacemos el intento de identificar a los equipos que actuaron bien al sonar la campana final, debemos darle mérito a Orlando por encontrar un sólido armador a último minuto. Sacramento limpió su nómina mejor de lo que los hermanos Maloof podrían haber soñado al principio de la semana. Pero siempre terminamos volviendo al mismo equipo.

El de Kobe.
Incluso una organización de la magnitud de los Lakers se sintió obligada a realizar dos recortes en su nómina este mes, enviando el contrato de Vladimir Radmanovic a Charlotte por Adam Morrison y Shannon Brown, y luego pagándoles a los Memphis Grizzlies para que asumieran en contrato Chris Mihm. Si eso no te da un indicio de los malos tiempos que estamos viviendo, nada lo hará.
Pero también es cierto que la incapacidad (o la reticencia financiera) de innumerables contendientes de mejorar sus planteles -- sumado a la epidemia de lesiones en la liga -- solamente ha consolidado la posición de los Lakers como el mejor equipo de la liga de cara al mes de marzo. Ya sabes cómo trabajamos aquí: El Power Ranking es cosa de los lunes. Sin embargo, a la hora de evaluar un mes que arrancó con la noticia de que Andrew Bynum (Lakers) estaría fuera por el resto de la temporada regular con otra lesión de rodilla, parece apropiado señalar lo desenfrenado que parece el primer lugar de L.A. después de la fecha más importante del calendario de febrero.

Los Celtics acaban de perder a Kevin Garnett por una lesión de rodilla que había preocupado a los campeones reinantes durante toda la temporada. Boston también sintió que debía dejar pasar la oportunidad de incorporar al reemplazante ideal de James Posey -- Andrés Nocioni -- porque el contrato de Nocioni es aún más pesado que el que Posey recibió de New Orleans, y que los Celts no creyeron que podrían igualar el verano pasado.

Los Cavaliers no lograron llegar a un acuerdo por O'Neal o Richard Jefferson de Milwaukee, a pesar de que contaban con una pieza de canje que hubiera sido un sueño para Bosotn: el contrato a expirar de $13.8 millones de Wally Szczerbiak. De modo que Cleveland ahora se verá obligado a competir con Boston, San Antonio y muchos otros equipos de playoffs por un agente libre decente que pueda liberarse de su equipo antes del 1° de marzo para no perder elegibilidad a los playoffs.
Los Spurs, mientras tanto, siguen siendo el único equipo del Oeste que puede competir realísticamente con L.A. en una serie al mejor de siete, gracias al déficit de canjes y las lesiones que aletargaron al resto de la conferencia. De todas maneras, fue una semana muy frustrante para ellos, ya que Manu Ginóbili volvió a quedar fuera al menos dos semanas por un nuevo problema de pie (tras haberse operado el tobillo del otro pie) y no lograron completar un canje con los Clippers por Marcus Camby. (L.A. al final le dijo que no a un paquete integrado por Bruce Bowen, Fabricio Oberto y el prometedor novato George Hill.)
Podríamos decir que la adquisición de Alston tampoco preocupará a los Lakers. Por más conveniente que haya sido el intercambio para el Magic con la pérdida de Nelson (quien debe operarse y ya no jugará esta temporada) -- que dejó un hueco que Tyronn Lue y Anthony Johnson claramente no podían cubrir -- Alston sólo puede ayudar a Orlando hasta cierto punto. Es muy dudoso que el Magic pueda vencer a Boston o a Cleveland en una serie de playoffs aunque tengan a Nelson.

Sin embargo, en esta página, todas estas lesiones se llevan el premio a la gran decepción de la liga en este momento. Los Lakers ya han demostrado que tienen la profundidad necesaria para llegar a las Finales de la NBA sin Bynum, pero la historia es muy diferente para los equipos que han perdido estos nombres prominentes: Garnett, Ginóbili, Nelson, Stoudemire, Chandler, Jason Terry (Dallas), Carlos Boozer (Utah), Tracy McGrady (Houston), Gerald Wallace (Charlotte) y dos grandes ausencias para Milwaukee (Michael Redd y Andrew Bogut) e Indiana (Danny Granger y Mike Dunleavy). No olvides que Elton Brand de Philadelphia y Al Jefferson de Minnesota también sufrieron lesiones que los dejaron fuera de la temporada en lo que ha sido un mes brutal para la industria de salud de la NBA.

No discuto que esta fecha límite de cambios tal vez sea más recordada por lo que no sucedió que por lo que sí sucedió, pero esta eterna lista de lesiones es lo que más me decepciona. Shaq, Stoudemire y Vince Carter estaban generando legítimas ofertas hasta las 3 p.m. del jueves. Hubo peores fechas límites, amigos. Mucho peores.

Reacciones: 

1 Respuesta a "Un camino más empinado"

  1. Anónimo Said,

    Cre que con el cambio de Iverson en diciembre del 2006 hasta el pasaje de Iverson de Denver a Detroit al principio de esta campaña fueron los dos años con la mayor cantidad de intercambios épicos en la historia de la liga.

    Jose Calderon
    España

     

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios. Por Favor se respetuoso. Efideporte

Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani