Más allá del desempeño

Publicado por Darare A las 8:19 a. m.

La fecha límite para cambios en la NBA se fue sin que ocurrieran mayores transacciones en la que algún equipo pudiera quedar en mucha mejor posición que lo que se encontraba previo a realizar un trueque. Nada ni siquiera remotamente parecido a lo que ocurrió el año pasado, cuando Los Ángeles Lakers se consolidaron como el mejor equipo del Oeste gracias a recibir al ala-pivote español, Pau Gasol, de parte de los Memphis Grizzlies.


Esta temporada, con una sola excepción, los equipos no intercambiaron jugadores para mejorar posiciones desde el punto de vista competitivo, sino mas bien basándose en consideraciones económicas, obligados por la incertidumbre de la crisis financiera existente en los Estados Unidos y en otras partes del mundo.

La mencionada excepción es la adquisición por parte del Orlando Magic del armador de los Houston Rockets, Rafer Alston, llamado a llenar la gran vacante que la dislocación y posterior cirugía del hombro derecho de Jameer Nelson había dejado en la posición de base de uno de los equipos que previo a este percance, era considerado uno de los tres favoritos para quedarse con el campeonato del Este y representar a la Conferencia en la Final de liga.

Antes de la lesión de Nelson, el Magic presentaba registro de 36 y 11 y se encontraba en segundo lugar en el Este, habiendo incluso pasado un corto periodo de tiempo encabezando a toda la Conferencia. Pero desde la ausencia del armador, Orlando apenas ha jugado para registro de 3 victorias y 3 derrotas y ha caído en la tercera colocación, a tres juegos y medio del primer lugar. La llegada de Alston, quien tenia promedios de 11.5 y 5.4 asistencias en 48 partidos como titular para los Rockets, puede ser la pieza que le haga falta al equipo para escalar al menos a la segunda posición. La inconsistencia del Magic en los pasados 6 partidos se ha debido a que los armadores sustitutos, Anthony Johnson y Tyronn Lue, no pudieron llenar ni remotamente el hueco dejado por Nelson.

Precisamente, uno de los equipos a los que el Magic busca darle alcance, los campeones, Boston Celtics, acaban de perder por tiempo todavía indefinido a su mejor jugador defensivo, Kevin Garnett, quien sufriera una lastimadura en su rodilla derecha durante el partido que su equipo perdió en Utah el jueves en la noche. Los médicos del equipo están optimistas de que la lesión no es de cuidado y han recomendado que el jugador descanse el resto de la gira (3 partidos) que los Celtics están celebrando por el Oeste.

En caso que la ausencia del ala-pívot tuviera que extenderse por más tiempo del anticipado, los campeones pudieran correr el riesgo de perder la primera ubicación a manos de los Cleveland Cavaliers o del mismo Orlando Magic.

En el Oeste también hay percances físicos que pueden dar al traste con las aspiraciones de algunos equipos, ahora que hemos entrado a los últimos dos meses de temporada. La lesión mas seria en cuanto a aspiraciones de algún equipo debe ser el desprendimiento de retina que sufrió el ala-pívot de los Phoenix Suns, Amare Stoudemire, durante el segundo de dos partidos consecutivos en los que su equipo sacara de la cancha a Los Ángeles Clippers.

La expectativa es que Amare se pierda el resto de la temporada regular y esta ausencia puede tener consecuencias nefastas para un equipo que hoy en día se encuentra fuera de la clasificación (9no en la Conferencia), pero que apenas se encuentra a un juego de diferencia de la última posición clasificatoria. El percance ocurre en el peor momento porque los Suns, que habían despedido a su entrenador Terry Porter, parecían agarrar tracción de la mano del técnico interino, Alvin Gentry, quien ha vuelto a instalar la ofensiva de correr y tirar del entrenador anterior Mike D'Antoni.

Utah es otro equipo que lucha con uñas y dientes por una posición clasificatoria y ya recibió de regreso a uno de sus jugadores importantes que se encontraba lesionado, Andrei Kirilenko; pero todavía esperan por el regreso de una de sus piezas claves, el ala-pívot Carlos Boozer.

Otras dos lastimaduras importantes pudieran tener efecto en las ubicaciones finales de la Conferencia. Se trata de los rivales de división, Houston Rockets y San Antonio Spurs, que han perdido a dos de sus jugadores estelares, Tracy McGrady y Manu Ginóbili respectivamente.

El caso del jugador de Houston es el más serio, pues todo tiende a indicar que tendrá que someterse a cirugía de micro fractura en su rodilla izquierda y se perderá el resto de la temporada. Los Rockets que se encuentran empatados en el quinto lugar de la Conferencia, pero apenas a medio juego de la cuarta ubicación, corren el riesgo de caer a la zona de peligro, ahora que no contarán con Alston ni McGrady.

Ginóbili, por su parte, tiene una lastimadura en uno de los huesos conjuntivos de su tobillo derecho y deberá perderse de dos a tres semanas de acción. Los Spurs, que luchan con los Denver Nuggets por la segunda casilla en el Oeste, se encuentran en situación de desventaja sin su escolta estelar.

En los últimos 7 partidos antes de que la lesión le obligara a sentarse, Manu parecía haber agarrado ritmo nuevamente. Tuvo un juego de 32 puntos y promedios de 22.4 puntos, 5.7 rebotes y 4.1 asistencias. El peligro de que San Antonio pierda esa segunda posición, e incluso de que equipos como Pórtland o New Orleáns le puedan dar alcance, es real. En 15 partidos en los que los Spurs no han contado con los servicios del bahíense esta temporada, tienen registro de 7 victorias y 8 derrotas.

Reacciones: 

0 Respuesta a "Más allá del desempeño"

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios. Por Favor se respetuoso. Efideporte

Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani